Barcelona y Real Madrid se disputan la punta de La Liga en un Clásico rodeado de polémicas

0
251

Por una vez las cuestiones deportivas quedan al margen en la previa de uno de los partidos más importantes de Europa: el clásico entre Barça y Real Madrid, el encuentro que bate todos los récords con una audiencia mundial con cerca de 650 millones de espectadores distribuidos en 180 países, vive pendiente de una protesta social que ha afectado el normal desempeño de todos los actores.

El duelo ya vivió un cambio de fecha -se debía jugar el 26 de octubre- después de los incidentes registrados en Barcelona tras conocerse la sentencia del juicio del procés y la convocatoria de una acción reivindicativa por parte de la plataforma Tsunami Democràtic.

Hoy, casi dos meses después, el escenario prácticamente es el mismo. Tsunami ha convocado a la ciudadanía a una concentración en cuatro puntos cercanos al Camp Nou y el dispositivo de seguridad, ya de por si complejo, ha aumentado en dificultad. Tanto, que ambos equipos y los árbitros compartirán hotel -a unos 600 metros del Camp Nou- y saldrán escoltados hasta el estadio unas dos horas antes del inicio del esperado choque.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here