Hijos de Jorge Nieto denuncian “persecución” y “pesadilla” en proceso contra su padre

0
1099

Foto/La Noticia SV

DLatino. Con información de La Noticia y El Blog.- Los hijos del exministro de Obras Públicas, Jorge Nieto. Carlos y Jorge, hicieron este miércoles una dramática relación de los hechos que se le imputan a su padre, y por los cuales una jueza lo ha condenado a 12 años de prisión así como al resarcimiento de una enorme cantidad de dinero con el que Nieto jamás tuvo que ver.

Antecedentes.- Fraude antes del inicio de la construcción del bulevar Diego de Holguín

Las acusaciones de fraude en el caso de la construcción del bulevar Diego de Holguín comienzan con la adjudicación misma del contrato, la cual se realizó a pesar de que la oferta de COPRECA superaba por 2 millones de dólares el monto presentado por el ofertante LINARES S.A. También se señala que, independientemente del precio, LINARES S.A. debió descartarse de la licitación, ya que no presentó los estados financieros, ni una de las solvencias requeridas por las bases de licitación de manera completa, así como pruebas de tener pendientes cuentas con el fisco

Fuga de Información privilegiada

La otra empresa del asocio, COPRECA, que originalmente es una empresa guatemalteca, constituyó su sucursal en El Salvador en el año 2005, poco tiempo antes de iniciar la licitación, por lo que se supone que pudo tener información privilegiada sobre la obra que se iba a construir. A pesar de estas anormalidades el contrato se firma con fecha 28/11/2005, dejando asentado que la obra debía concluirse el 11/02/2007.

Pocos días después (19/12/05) se da orden de inicio del proyecto y en 48 horas el MOP comienza la entrega de un anticipo de $7,695,887.15 un 30% del total de lo que costaría la obra, a pesar de que debería haber sido sólo un 20%, como establecían las bases de licitación.

Anulación de factura . Otro acto irregular fue que, posteriormente a esta factura de anticipo se anula y se sustituye por otra fechada, en enero de 2006, aunque el pago ya había sido realizado en al año anterior. Según la parte denunciante, este embrollo se explica por una presunta urgencia de sufragar otro tipo de gastos por parte de la empresa, intentando al mismo tiempo no contabilizar estos ingresos en 2005, para atrasar un año el pago de los impuestos correspondientes. Todo esto cuando era ministro responsable David Gutierrez.

La construcción del bulevar Diego de Holguín iba a ser la obra ícono del presidente Antonio Saca, con la cual se le recordaría a través del tiempo; pero al final el significado de obra ejemplar que promovía el desarrollo del país, se convirtió en un símbolo a la corrupción y el fracaso de su gestión presidencial

Las imputaciones contra Jorge Nieto, se judicializaron en 2013 pero inexplicablemente y a pesar de abundante información al respecto, no se encontró el hecho generador que incluyera a David Gutiérrez en el proceso. El actual Fiscal General de la República, Raul Melara, ha tomado cartas en el asunto y ha dado instrucciones de investigar a fondo a David Gutierrez.

de la jueza quinto trajo consigo que la funcionaria dejara sin efectos las medidas alternas con las que Nieto había sido beneficiado durante seis años y que las venía cumpliendo rigurosamente.

Según sus hijos, el exministro de Obras Públicas, Jorge Nieto, asistió religiosamente al tribunal que estaba a cargo del proceso judicial en su contra en el caso de la construcción del tramo II del bulevar Diego de Holguín, ahora llamada Bulevar Monseñor Romero. Lo hizo dos veces al mes durante un extenuante periodo de seis años con la esperanza que las instituciones investigaran y quedara demostrado que su gestión al frente del Ministerio de Obras Públicas (MOP) fue responsable y ética.

La jueza que lo sentenció, extremando su facultad decisoria, ordenó dejar sin efecto las medidas sustitutivas que constitucionalmente se le había concedido a Nieto y lo mandó a la cárcel de Apanteos en Santa Ana, lo que ha indignado a los distintos sectores de la población salvadoreña e internacional..

La disposición de cooperación con la justicia, del exfuncionario, se debía en parte a la seguridad que tenía de haber actuado apegado a la Ley y a que existen vastos documentos que lo comprueban; sin embargo, no fueron suficientes para que Nieto pudiera descansar de una situación que su propia familia ha calificado de “persecución” y “pesadilla”.

Carlos Nieto, uno de sus hijos, señaló en una entrevista exclusiva con La Noticia SV que el pasado viernes 29 de noviembre acudió a los Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador junto a su hermano mayor, Jorge Nieto –quien reside en México- ambos estaban confiados, muy optimistas y seguros que al terminar la audiencia podrían celebrar con su padre.

Carlos y su hermano recuerdan que al inicio del juicio había indicios que el caso sería resuelto correctamente, la jueza señaló que iban a separar la gestión del exministro de Obras Públicas David Gutiérrez de la del señor Nieto e incluso reclamó a la Fiscalía el hecho de no haber llevado a Gutiérrez al banquillo de los acusados.

De acuerdo a los antecedentes del proceso, fue el exministro del MOP. David Gutiérrez, quien entre el año 2005 y 2006, suscribió el contrato de la sociedad conjunta COPRECA-Linares, y quien modificó el proyecto, que invadía parte de la reserva forestal de la Finca El Espino, sin contar con previa autorización.

En otra irregularidad, aparece que David Gutiérrez firmó otro contrato con la empresa Corporación M&S Internacional C.A., S.A., para la construcción de nueve kilómetros de carretera, para descongestionar la ciudad de Usulután, la cual debió estar concluida en abril de 2007; sin embargo el MOP y la empresa modificaron el contrato, lo que abrió las puertas para iniciar un litigio donde el Estado perdió $1,677,527.50 a favor de la empresa constructora .

De 2003 a 2008 el Estado perdió la cantidad de $29,639,938.56 por sentencias condenatorias, adeudando al 2010 $7,168,004.56.77 Del año 2003 al 2012 la suma perdida por el pueblo salvadoreño, por los costos de las condenas en laudos arbitrales, fue de $37,134.930.93.78

Jorge Nieto fue nombrado ministro de Obras Públicas en enero del 2007. Dus hijos Carlos y Jorge, pero también la defensa, aseguran que cuando este asumió el cargo y cuando asumió el cargo lo primero que hizo fue solicitar una auditoría en la Corte de Cuentas de la República (CCR), para separar su gestión a la de su antecesor Gutiérrez.

Jorge Nieto hijo explicó que el viernes 29 de noviembre con su hermano Carlos Antonio estaban seguros que el Tribunal emitiría un fallo absolutorio, lo cual pareció confirmarse con las primeras palabras de la jueza quien expresó: “Hasta aquí demostró la buena voluntad el señor Nieto”.

Pero inesperadamente la lectura de la sentencia dio un giro abrupto, en ese momento “sentí que me ponía blanco, blanco, blanco, blanco y vi a mi papá que decía: ‘¡jue púchica qué pasó aquí!’ y empezaron a entrar policías a la sala por atrás, unos seis a ocho policías ahí, medios de comunicación abarrotados afuera’”, describió Jorge Nieto hijo externando su sorpresa por el fallo de la jueza.

El Tribunal Quinto de Sentencia lo condenó a 12 años de prisión por el delito de peculado y además le ordenó a pagar un monto de $12 millones 984 mil dólares como responsabilidad civil, bajo el argumento que permitió que un tercero se apropiara de fondos del Estado.

“Híjole haga de cuenta que en ese momento me metieron al infierno y no dejaron salir a respirar, no se vale, no es correcto”, reclamó Jorge con la voz entre cortada y agregó que no van a descansar hasta alcanzar justicia para su padre.

Ese momento fue un punto de quiebre en la vida de sus hijos, quienes se habían mantenido respetuosos con el proceso judicial y prudentes con sus comentarios, decidieron apelar por estar inconformes con la decisión y no es para más si se toma en cuenta algunos precedentes en la justicia, como la condena de 10 años que recibió el expresidente Elías Antonio Saca después que confesó haberse apropiado de más de $300 millones de dólares del Estado. 

Ambos consideran que es una sentencia injusta y han visto a bien revelar una serie de indicios que demostrarían que su padre fue un “chivo expiatorio” de los procesos ilegales que realizó su antecesor el exministro de Obras Públicas, David Gutiérrez, quien no ha sido investigado por los anteriores fiscales y el único intento por saber su participación en el caso la ha hecho el actual fiscal general, Raúl Melara quien reconoció que abrió una investigación de oficio.

“Hoy nos toca trabajar y no tenemos un segundo para descansar y si yo tengo que dar mi vida o pudiera ponerme en los zapatos de mi padre lo haría, pero ahora si no nos vamos a dejar”, externó Jorge Nieto – hijo-.

Un calvario que inició por su buen desempeño en cargos anteriores 

El cargo al frente del Ministerio de Obras Públicas no fue el primer puesto como funcionario público que Jorge Nieto asumió, antes estuvo al frente de la cartera de Trabajo y de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET), durante la gestión del expresidente Francisco Flores y su buen desempeño fue la razón para que el exmandatario Elías Antonio Saca le propusiera el cargo al frente del MOP.

Su hijo mayor, Jorge Nieto, recuerda el momento en que su padre le comentó el ofrecimiento que le habían hecho de dirigir esa cartera de Estado. “Tony Saca le manda a decir que necesita resolver los problemas legales del MOP, que David Gutiérrez tiene problemas cardíacos y que se iba a ir, pero que tenía que decirle ya, lo mantuvieron presionado por muchas horas”, recordó Jorge.

“Yo le dije papá agarralo, ignorante yo, pensando que por su buen trabajo y animándolo” que confiara en sus capacidades, su criterio y que si en algún momento sentía duda que acudiera a su director espiritual –un sacerdote- para que lo guiara.

Su padre atendió el consejo y le comentó al sacerdote el reto, quien le indicó que en la SIGET estaba cómodo y le planteó “Dios quiere que estés cómodo o quiere que estés en una cruz como él estuvo”.

“Ahí lo doblegó, es cierto los cristianos no venimos a estar cómodos venimos a trabajar a darle con todo, literalmente lo han crucificado, ese es el lado humano de Jorge Nieto y en ese panorama aceptó ese cargo”, explicó.

En enero del 2007 asumió el cargo y lo primero que hizo fue solicitar una auditoría en la Corte de Cuentas de la República (CCR), para separar su gestión a la de su antecesor Gutiérrez.

“Mi papá sabía que había ruido y que algo no estaba bien con Gutiérrez, pero al ministro no le toca ir a investigar sino que trabajar desde el día uno que le dan la administración y sacar adelante lo que se tiene que hacer. Es la Corte de Cuentas es el ente que investiga”.

“Mi papá es un hombre que llegó a resolver los problemas heredados”

Al llegar al MOP Jorge Nieto se encontró con al menos siete obras emblemáticas paralizadas, incluida la construcción de la calle Diego de Holguín, la cual fue adjudicada por un costo de $25 millones de dólares (mdd) al asocio Copreca-Linares, una empresa que dicho sea de paso no cumplía con los criterios para obtener la licitación, según un informe elaborado por la Subsecretaría de Transparencia dirigida por Marcos Rodríguez en el año 2010.

La construcción de esa carretera estaba estancada porque su antecesor modificó el plano, que fue autorizado con estudios técnicos en el año 2002 de la cual modificó la ruta hacia un espacio de la reserva forestal de la Finca El Espino, lo que motivó a la Alcaldía de San Salvador de ese momento a prohibir su continuidad. 

Nieto logró que la empresa reconsiderara los hechos y que aceptara continuar la construcción con los planos iniciales sin modificar los precios previamente establecidos para lo cual firmaron un contrato de llave, que significa que después no pueden alterarse los precios y de esa forma se retomó la obra.

No obstante, Copreca-Linares solicitó más tarde desembolsos en reiteradas ocasiones alegando que había incurrido en más gastos, pero debido a que existía ahora un contrato que impedía hacer esas modificaciones el exministro Nieto se negó y la obra se paralizó una vez más.

Con el objetivo de desentrampar esa construcción, el exministro solicitó un arbitraje para que se resolvieran las diferencias, un recurso que la misma CCR avaló por estar amparado en la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP).

“Mi papá es un hombre que llegó a resolver todos los problemas heredados y ojo no a tapar, mi papá los logró resolver, hizo que la gente siguiera trabajando le dio confianza y terminaron y no le costó un centavo más al Estado. Eso es señal de una persona que tiene diligencia que tiene sentido de responsabilidad”, señaló el hijo mayor de Nieto.

Investigaciones y procesos judiciales no indagaron el origen de los problemas

El arbitraje, en el que el MOP era representado por la Fiscalía General de República (FGR) cuando estaba al frente Félix Garried Safie, continuó pero el juez resolvió a favor de la empresa porque demostró la introducción de un diseño viciado por el MOP en el 2005, además comprobó que el estancamiento del proyecto se debió a una ilegalidad de esa cartera de Estado, que les causó gastos no contemplados.

El juez ordenó que el Estado a través del Ministerio de Hacienda pagar a la empresa contra avance $5 millones de dólares por la negligencia del MOP en el 2005, es decir en la gestión de Gutiérrez.

El 24 de mayo de 2010, el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, presentó una denuncia por hechos de corrupción en contra de sus antecesores Gutiérrez y Nieto ante el fiscal general de la República de ese entonces, Romeo Barahona, quien consideró que no habían suficientes elementos para judicializar el caso.

Con la llegada del siguiente fiscal, el ministerio público retoma la denuncia pero lo hace de una forma selectiva a partir de 2007, es decir sólo a la gestión de Nieto dejando sin relevancia los hechos cometidos por Gutiérrez que van desde adjudicar el tramo ll del bulevar Diego de Holguín a una empresa que no reunía los requisitos mínimos para hacer la obra, hacer adelantos por una cantidad de 30% del costo cuando lo establecido era del 20% también por cambiar los diseños e invadir una reserva forestal.

Sus hijos señalan que las indagaciones sólo se enfocaron en que el arbitraje que solicitó Nieto llevó al pago de la empresa, sin considerar que el arbitraje se llevó a cabo con el visto bueno por la CCR que en su momento señaló: “Por otra parte si bien es cierto en los contratos llave en mano se prohíbe la introducción de órdenes de cambio y de ajuste de precio, en el presente caso no se trata de ninguna de esas dos figuras, sino que una modificación de forma la cual es viable realizar”.

Además señalan que el Ministerio Público basó sus investigaciones con los testimonios de terceros pero que en ningún momento llamaron a su padre para interrogarlo. “Mi papá hubiera estado encantado de que lo llamaran de la Fiscalía a testificar, pero nunca lo hicieron cuando él tenía toda la disposición de colaborar y lo demostró estos años que ha estado con medidas ya que él salía del país con permiso y honraba ese permiso siempre regresando en los plazos establecidos; perdón, pero eso es una señal de alguien responsable y respetuoso de la Ley”.

Este proceso judicial también fue conocido por el exfiscal general de la República, Douglas Meléndez, quien lo llevó a la instancia final y tampoco procedió a  investigar a quien preparó el proyecto, lo licitó e hizo los primeros desembolsos, es decir a David Gutiérrez, quien según la jueza 5° de sentencia también debió ser llevado a los estrados. 

Desde entonces, Nieto fue acusado por diferentes delitos como falsedad documental agravada, e incumplimiento de deberes imputados por la Fiscalía los cuales fueron desvirtuados por la jueza Quinto de Paz, quien sólo admitió el delito de peculado y el de estafa agravada. Posteriormente se cambió el delito de estafa agravada por incumplimiento de deberes. 

Los hijos de Nieto revelaron que entre los peritajes fue investigada su situación financiera y que las autoridades pudieron comprobar que ni su padre, ni su familia se favoreció económicamente de la gestión de pública. 

“Me investigaron a mi, a mi hermano, todas las barrieron hasta el sueldo de mi abuelo fue investigado y fue la misma FGR que reconoció en una entrevista para un canal que mi padre no se enriqueció personalmente de esto”, señaló J. Nieto, quien cuestionó “¿Qué ganaba mi papá en que Copreca ganara dinero?”.

Jorge señaló que espera que las investigaciones que ha iniciado el actual fiscal lleven al origen de los problemas en el Ministerio de Obras Públicas y se deduzcan las responsabilidades y esclarezca la situación de su padre, para que pueda regresar a la modesta casa en la que siempre ha vivido en los alrededores de Los Planes de Renderos donde creció con sus hermanos.

“Mi padre no es un hombre de lujos es un hombre sencillo, mi papá ha trabajado en muchas fundaciones para el servicio del país”, indicó.

Sobre el caso se han pronunciado diferentes actores sociales, políticos y empresarios que han calificado el proceso como injusto y viciado, que debe rectificarse; sobre eso sus hijos agradecieron esos pronunciamientos. “Fue bonito darnos cuenta de lo respetado y admirado que es mi papá pero no es la forma en que hubiéramos querido darnos cuenta”, señaló Carlos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here