Carta abierta al cardenal Gregorio Rosa Chávez

1
460

El día de ayer al finalizar las fiestas en honor al divino Salvador del Mundo los medios de prensa recogen sus palabras que fueron:  “Tenemos una deuda que debemos comenzar a pagar cuanto antes estamos obligados, por gratitud a Dios y por amor a la verdad, a rescatar la memoria de cientos de mártires anónimos, la mayoría humildes campesinos”, lo anterior en el sentido de que la Iglesia Católica del país debe recuperar la memoria de cientos de campesinos asesinados por fuerzas militares durante la guerra civil (1980-1992) por divulgar la fe católica. 

De entrada causa molestia que se mienta en nombre de la fe, pues en el pasado conflicto armado salvadoreño nadie fue detenido y asesinado por profesar una fe, no se trata de que iba un campesino y manifestaba soy católico o evangélico y por eso lo asesinaban.

Muchos de nuestros humildes campesinos murieron engañados por una línea de pensamiento que confundió la búsqueda del reino celestial desde la perspectiva política y social de la tierra y bajo esa arista sacerdotes católicos terminaron empuñando las armas, olvidando que el evangelio de Jesús enseño que su reino no es de este mundo.

Desafortunadamente nuestros jóvenes fueron engañados, nuestros campesinos fueron engañados, nuestros niños fueron engañados y lanzados a una guerra en la cual como ya quedo demostrado los objetivos simplemente eran conquistar el poder político de la nación salvadoreña y cambiar una oligarquía por otra.

Al respecto el sacerdote Jesuita guatemalteco Luis Eduardo Pellecer Faena que estaba en esos cuadros expreso lo siguiente: “Cuando los Jesuitas iniciamos los trazos ideológicos principales del Bloque Popular Revolucionario (cuadro del FMLN), creímos con relativa ingenuidad que nosotros los sacerdotes, los cristianos, los jesuitas podíamos seguir comandando con autonomía dichas organizaciones políticas, no fue así, hoy me arrepiento y pido perdón”. 

Más claro nadie lo pude decir, si los campesinos fueron lanzados a una guerra, hubieron mentes detrás que los mandaron a la guerra.

Esa conducta desviada de la Iglesia fue condenada y fuertemente señalada por su Santidad el Papa Juan Pablo Segundo, pues conocía perfectamente las intenciones oscuras que escondía y si él fuese el Papa todavía, muchos no serían beatos y otros no serían cardenales POR NO MERECERLO.

Si seguimos viendo al pasado para honrar la memoria histórica de las víctimas, terminaremos llegando hasta la Santa Inquisición donde millones de personas si perdieron su vida por profesar una fe diferente a la que a filo de espada se imponía…

Si seguimos viendo al pasado para honrar la memoria de las víctimas, llegaremos a los penosos y bochornosos casos de pedofilia efectuado desde altas jerarquías de la Iglesia Católica Salvadoreña, casos que fueron encubiertos y protegidos hasta que la presión social los obligo a hacerlos públicos, incluyendo el caso del promotor de la causa de Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

De la misma forma si iniciamos escavando el pasado nos daremos cuenta que muy pronto tendremos a mas de 70,000 victimas pidiendo y exigiendo justicia a un sector y a otro y así continuaremos por otros cincuenta años mas…

La iglesia no debería investigar, marginando a unas víctimas de otras.

Unos asesinaron con un arma y otros asesinaron con ideas, para que campesinos tomaran esas armas.

Cardenal Rosa Chávez , Si de verdad quiere investigar a las víctimas de la guerra empiece por el ciudadano Armando Duran que ha demandado por Crímenes de Lesa Humanidad al presidente de la república Salvador Sánchez Ceren por haberlo secuestrado durante la guerra.

Si quiere ir detrás de las victimas haga suyo  el dolor de doña Malu Guirola de Meardi quien aún llora el secuestro y asesinato de su esposo…

No le parece que por gratitud a Dios y la verdad a todas las victimas debe recuperárseles la memoria y no solo a unas…

Si quiere ir tras el pasado vaya tras la madres que perdieron hijos porque una mina les quito su existencia o les dejo cicatrices de por vida sin que ellos comprendieran porque….

Los graves problemas que enfrenta nuestro país son mayores que los que detonaron el Conflicto Armado.

Tenemos que mirar al futuro y dejar el pasado porque si no seguiremos perdiendo nuestras energías en actos que ya no podemos cambiar o como lo dijo Usted al regresar de Roma dejemos ya de contar muertos y comencemos a sonreír….

Disculpe Cardenal como pretende llevar la paz a las Coreas cuando no es capaz  de ser generadores de paz y reconciliación en nuestro país?…

Y Porque hablo en estos términos, de manera abierta y sin tapujos, porque tengo mis manos limpias y mi conciencia tranquila y quiero un mejor país del que me toco enfrentar cuando era un adolescente.

Es hora de darle una oportunidad a la paz y a la reconciliación nacional.

Atentamente a sus órdenes.

Coronel. (R) José Antonio Castillo

1 COMMENT

  1. Esta muy bien dicho. Muchos no estaran de acuerdo porque el senor es Coronel y les ensenaron a odiar a los militares pero si leemos el articulo con una mente abierta sin pasionismos sin tomar patido alguno nos daremos cuenta que esta muy bien expresado y como dice el Sr. Coronel sin tapujos .
    En lo largo de la historia las religiones y la Iglesia ha cometido barbaridades y se ha enriquesido fomentando el miedo y el divisionismo y el odio entre hermanos y amigos.
    De espiritual no se les conoce mucho con sus legalismos , tanta impocision y codicia se les olvido hace mucho el mensaje del Dios verdadero del Creador de todo y han matado a sus mensajeros y al mismo Cristo Jesus por enfrentarlos a la verdad.Que son unos hipocritas que no practican la armonia del universo ni el amor del Dios Creador. Parecieran aves de rapina en vez de palomas de paz.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here