México y El Salvador inician novedoso para evitar migración forzada

0
329

México y El Salvador iniciaron esta semana un novedoso programa de inversión y esfuerzo para detener el flujo de inmigrantes de esta nación a los Estados Unidos de Norteamérica.

El plan consiste en la siembra de árboles que permita implementar el desarrollo en el campo diseñado por el presidente mexicano. Manuel López Obrador en conjunto con el gobierno estadounidense para detener el avance migratorio en Centroamérica hacia los Estados Unidos.

Para la ejecución de dicho programa el gobierno mexicano entregó por medio de su canciller, Marcelo Ebrard, un unos 30 millones de dólares al presidente salvadoreño, Nayib Bukele,.

El plan es el mismo que el mandatario mexicano ha impulsado en los últimos meses en el sureste de México, en el que su Gobierno financia la siembra de árboles frutales y maderables para dar un empujón a la agricultura local y generar empleos.

En junio, Trump amenazó a México con imponer aranceles a todas las importaciones de procedencia mexicana, si el país no actuaba para frenar la migración en la frontera que comparten ambos países. Desde entonces, México ha aumentado significativamente su comunicación con los gobiernos centroamericanos y ha incrementado la vigilancia en las ciudades fronterizas al norte y sur del país. Además, ha elevado las deportaciones un 33% en el último mes.

El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, viajó a El Salvador para encontrarse con Bukele en una finca a las afueras de San Salvador.,San Pedro Masahuat, para arrancar con el programa. Ambos pidieron en sendos discursos a Estados Unidos invertir en los países centroamericanos para disminuir el impacto de la migración.

“Para Estados Unidos sería más fácil y más barato ayudarnos a invertir en crecimiento y seguridad que en migración”, dijo el presidente salvadoreño. La primera colaboración entre los dos países contempla la siembra de 50.000 hectáreas con árboles, en la que se incentiva a la población con 250 dólares mensuales para participar en los plantíos.

“Nosotros pensamos que la solución a los problemas más serios es el desarrollo humano”, ha explicado Ebrard a un grupo de agricultores en la localidad de San Pedro Masahuat. México tiene contemplado invertir 100 millones de dólares en El Salvador para reproducir algunos de los programas sociales de López Obrador en Centroamérica. “No venimos aquí porque nos sobre el dinero, tampoco venimos por nada a cambio”, ha asegurado el canciller a los pobladores que le aplaudieron más que al mismo presidente Bukele.


En los campos de San Pedro Masahuat se siembra principalmente plátano, maíz y loroco ––una planta aromática, utilizada popularmente para cocinar pupusas, el plato nacional.

El presidente Bukele dijo que la ayuda mexicana impulsará el empleo y que entre 300 y 400 salvadoreños dejaran de intentar su avance hacia Estados Unidos. “Eso son 100.000 personas en un año”, dijo. Además,Bukele estimó que habrá un efecto multiplicador en el que cada nuevo empleo evite que tres personas emprendan el camino hacia el Norte. Por su parte el canciller mexicano dijo que “Las personas no deberían migrar forzados por la pobreza o la inseguridad”.

escribe

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here