Empresarios y políticos fueron víctimas de escuchas telefónicas ilegales ordenadas por exfiscal Douglas Meléndez

0
41

El Centro de Intervención a las Telecomunicaciones (CIT), bajo la autoridad de la Fiscalía General de la República (FGR), intervino ilegalmente los teléfonos de varios empresarios, diputados, políticos y periodistas. Varias auditorías realizadas por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) revelan que el ex fiscal Douglas Meléndez Ruiz violó varias veces la ley de escuchas, que ordena contar estrictamente con una orden judicial para intervenir teléfonos de cualquier persona.

Una de las auditorías realizada en 2015 por la PDDH confirmaría otros delitos realizados por el exdirector del Centro de Intervención a las Telecomunicaciones (CIT), Sigfredo Campos Crespo, quien ante el juez 5º de Paz confesó y declaró que él intervenía teléfonos sin tener autorización o una orden del fiscal general en ese entonces, Luis Martínez.

Campos Crespo dijo que él “tenía el control total del centro de escuchas”, por lo que decidió actuar solo, sin informar siquiera al exfiscal Martínez.

La auditoría está pendiente de ser pública, sin embargo, una fuente fiscal adscrita al Centro de Escuchas Telefónicas, que accedió a hablar con este medio de comunicación con la condición que se mantenga en reserva su identidad por temor a las represalias, afirmó que hay varios nombres de personalidades que fueron escuchadas sin autorización de un juez, violando el derecho a la privacidad y a la intimidad.

Otra auditoría de 2016 realizada por la PDDH y que ya fue hecha pública, reveló que el exfiscal general, Douglas Meléndez Ruiz, comisionó a su primo, Will Walter Ruiz y al director del Centro de Escuchas, Froilán Coto, para escuchar  conversaciones telefónicas sin una orden judicial –y sin motivo alguno- del empresario Roberto Murray Meza, Mario Salaverría (hombre de confianza de Tomás Regalado), Norman Quijano, José Roberto Dutriz, Juan Wright, Mauricio Interiano, José Luis Merino, Herbert Saca, Medardo González, Manuel (Memo) Rodríguez, Francisco “Chico” Merino; Adolfo “Fito” Salume, Norma Guevara, Milena Mayorga, Gustavo Escalante, Howard Cotto, Edwin Baños, Ernesto López, magistrado López Jerez, entre otros muchos que reveló recientemente el diario digital Cronio.sv.

La Auditoría hecha pública de la PDDH al Centro de Intervenciones a las Comunicaciones Telefónicas en poder de Douglas Meléndez también reveló que de 61 expedientes auditados sólo dos cumplieron con la Ley Especial de Intervención a las Telecomunicaciones (LEIT).

Según la fuente, el director del CIT, Froilán Coto, habría interferido y escondido la información requerida por la Procuradora Raquel Caballero de Guevara. Aún así se logró certificar que de los 61 expedientes sólo dio acceso a 41 de ellos “y estos tienen graves ilegalidades”, aseguró.

Otra fuente fiscal, adscrita al mismo Centro de Escuchas y que pidió reserva de nombre, afirmó que el exfiscal Douglas Meléndez Ruiz, al no lograr la reelección ordenó que fueran destruidas dichas escuchas ilegales, así como el libro de ingresos y entradas al Centro, debido a que la ley obliga llevar un estricto control de quienes ingresan a dicho centro y cuanto tiempo permanecen en el.

Según la fuente, se desconoce cuánta información fue sustraída por el exfiscal Meléndez y con qué objetivo.

Sin embargo, a pesar de los intentos de la administración de Douglas Meléndez de destruir o esconder toda prueba de los malos usos del Centro de Escuchas, el informante advirtió que aún existen las evidencias en un servidor llamado “Servidor No. 3”, al cual nadie tiene acceso, pues es controlado por un organismo internacional que fue el que donó los sofisticados equipos y que todo está registrado, sin que se pueda destruir ni modificar nada de sus unidades de memoria.

De acuerdo al informante, más información saldría a la luz si el nuevo fiscal general, Raúl Melara, hace una completa auditoría, de acuerdo a lo ordenado por la ley.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here