Inicio / Hoy / Internacionales / Guatemalteca sin papeles trabajó para Donald Trump

Guatemalteca sin papeles trabajó para Donald Trump

The New York Times publica este jueves una extensa pieza periodística sobre Victorina Morales, quien trabajó cinco años como empleada doméstica en el el Club Nacional de Golf Trump en Bedminster, Nueva Jersey. Además de ordenarle las sábanas, Morales lavó la ropa del mandatario y le planchó sus camisas.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, emplea a inmigrantes “sin papeles” para limpiar y otros servicios en el club que el magnate tiene en el estado de New Jersey (EE.UU.), según develó hoy el New York Times.

En un extenso reportaje, el rotativo recogió el testimonio de dos mujeres que han trabajado o trabajan en el exclusivo club de golf del empresario en Bedminster (New Jersey), donde Trump pasa varios días al año y su hija Ivanka se casó con Jared Kushner, ambos ahora asesores presidenciales.

Victorina Morales, una de las entrevistadas, emigró de Guatemala en 1999 y consiguió papeles de forma ilegal para permanecer en EE.UU. y seguir trabajando, de acuerdo con su testimonio.

Tras una primera estancia en California, se mudó a New Jersey, donde en 2013 conseguiría un puesto como limpiadora en el club de golf del empresario, un empleo que sigue desempeñando a día de hoy, aunque es consciente de que la revelación de esta historia puede suponer su despido.

Morales, entre otras tareas, se ha encargado de limpiar la residencia del presidente, su ropa interior, las camisas o las sábanas y las toallas de los Trump, ropa que tenía que ser lavada con un detergente especial y en una lavadora aparte, debido a la “meticulosidad del presidente”.

Cuando supo que Victorina Morales era de Guatemala, afirmó que “los guatemaltecos son gente muy trabajadora” y le entregó un billete de cincuenta dólares como propina.

 

 

Compruebe también

Continúa violencia en Paris: al menos 1.900 detenidos

PARÍS, Francia- Unas 31.000 miembros de los “chalecos amarillos” manifestaban en Francia y más de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *