Inicio / Cultura / La PAES lleva 20 años haciendo trampa

La PAES lleva 20 años haciendo trampa

Por Óscar Picardo Joao / LPG.-   La historia de las trampas en educación es posible que sea tan antigua y esté correlacionada a la existencia de los exámenes, test o pruebas; ingeniosas metodologías de acordeones, copiarse en la mano o piernas las fórmulas, micro-papelitos o mensajes en WhatsApp, conforman un inventario amplísimo de trucos. El objetivo era claro: engañar y pasar la evaluación…

Desde que surgió la PAES en 1997 también se comenzaron a diseñar sistemas formales de “trampas institucionales”, es decir, preparar a los estudiantes para pasar la prueba. Esto, obviamente, se asoció a los rankings institucionales, para aparecer en el top 10 de colegios o institutos nacionales.

La PAES –que lleva 20 años de registros estáticos– ha sido una evaluación estandarizada referida a Norma o a Criterio con fines múltiples: como diagnóstico para conocer la situación de la calidad del sistema educativo; como espejo de la eficacia del quehacer docente; como resultado de logros de cobertura curricular; entre muchas otras funciones.

Prepararse para la PAES es como hacer dieta antes de ir al médico para que los exámenes salgan mejor…; siempre he creído que la PAES es un termómetro que nos indica un estadio febril del sistema educativo, pero nunca sabemos el diagnóstico y tampoco tomamos el antibiótico, por esta razón cada año la PAES nos dice: el sistema sigue enfermo…

Los resultados de la PAES reflejan un 50 % de los logros de aprendizaje ideales; algo que está en consonancia con la ejecución efectiva del calendario escolar: De los 200 días que exige la ley y los programas de estudio, con suerte contamos con 100 días de aprendizaje efectivo; el resto se va en actividades deportivas, culturales, administrativas y coyunturales; algunas de estas actividades educan, la mayoría no.

A medio año, la mayoría de colegios e institutos nacionales recuerdan que se viene la PAES y que su reputación está en juego, y así comienzan a buscar PAES de años anteriores y comienzan a preparar a sus estudiantes –mejor dicho: a hacer trampa con sus estudiantes– y a prepararlos para que salgan mejor; en este contexto, de modo apresurado y sin arraigo curricular, comienzan a estudiar temas aislados asociados a los ítems o preguntas; el objetivo es contestar lo mejor posible… y hasta se desarrollan a nivel universitario cursos pre-PAES.

Pero el objetivo principal de los colegios e institutos nacionales debería ser generar “aprendizajes, competencias y capacidades”, no pasar exámenes; es formar ciudadanos, felices y competentes, que puedan ingresar a la universidad y desarrollarse como profesionales.

La tarea pendiente del MINED sigue siendo mejorar la devolución de los resultados; que cada docente, de cada especialidad, sepa muy bien qué conocen, comprenden y aplican sus estudiantes, y qué no dominan, para corregir y mejorar; ¿es tan complicado esto…? No basta con saber los promedios institucionales y las notas, necesitamos conocer qué virus o bacteria nos genera la fiebre para tomar el antibiótico correcto. ¡¡¡No hagan trampa!!!

Compruebe también

El Museo Bolshói, testigo de la grandeza del teatro ruso, expone sus tesoros

El Teatro Bolshói de Moscú es sinónimo de grandeza, de balllets, operas y coreografías que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *