Inicio / Opinión / EL SALVADOR: TRES CAMINOS

EL SALVADOR: TRES CAMINOS

Mauricio Eduardo Colorado.-A este momento, las tres fuerzas principales políticamente hablando, han definido a los personajes que representarán a sus grupos socio políticos en la contienda electoral del próximo marzo, buscando obtener la presidencia de la república durante el próximo quinquenio.

Arena, con el empresario de los supermercados Selectos Carlos Calleja, El FMLN, con el ex combatiente, ahora diplomático, Hugo Martínez, y el sector Nuevas Ideas (en formación aún) con el señor Nayib Bukele, quien hasta la fecha, aún no se le conoce un perfil profesional más definido que comerciante e inversionista publicitario.

Los tres personajes tienen sus propias características; que de alguna forma, los han colocado dentro de las preferencias de sus grupos, que finalmente los han colocado en las preferencias para gobernar nuestro país.

En el caso de la derecha, Arena, se desarrolló una lucha de poderes económicos que pareciera que a la larga produjo más división que unión, pese a las líricas declaraciones de los participantes en la competencia por obtener el gallardete.

Se desconoce si las diferencias han surgido entre los grupos de poder de cada precandidato, o si son los enemigos políticos comunes quienes han penetrado los círculos areneros, sembrando divisiones y malestares que trascienden al público con el consecuente malestar que pudiera afectar los deseos de los votantes a la hora de la elección. En cuanto a la elección del representante de la izquierda, el FMLN, se ha dado un fenómeno único, porque lo cierto es que la cúpula de mando del partido había manifestado públicamente que su preferencia se decantaba por el candidato que resultó perdedor, lo cual no es lo esperado en este tipo de partidos de izquierda, en los cuales la voluntad de los militantes no cuenta, y todo se decide por la fuerza y la imposición, tipo Venezuela, o Nicaragua.

Menudo problema en el que se encuentra el FMLN, que tendrá que sufrir una experiencia nueva, creando una mezcla de imposición-democracia, que experimentaran por primera vez, a ver cómo les va.

Y la tercera opción, es la opción del partido en formación Nuevas Ideas, con un líder fuera de serie, que siendo millonario, se coló en el partido de izquierda radical, hasta que no pudo más, y fue expulsado de éste, lo cual lo obligó a crear su propia fuerza política, con la consiguiente oposición de los muchos intereses que se oponen a dejarle el camino libre.

Es de hacer notar que en nuestro país, -si acaso no es así en otras latitudes- no es posible fiarse de muchas empresas encuestadoras, que siempre reflejan resultados a favor de quien encarga y paga la encuesta.

Es así como hemos visto diversidad de resultados con diversidad de triunfadores, en los que los tres aspirantes salen favorecidos por la población.

La realidad es que a los tres aspirantes afectará la gestión que hayan desarrollado cuando estuvieron con el poder en las manos.

Arena, con dos expresidentes cuestionados por enriquecimiento indebido, uno fallecido y otro en prisión y con un juicio pendiente. El FMLN, con dos períodos presidenciales en los cuales la población no ha visto los resultados ofrecidos por quienes ofrecieron el paraíso a quienes gobernaron, pero mismos a quienes fallaron voluptuosamente.

Se demostró que una cosa es gobernar con el uso de la fuerza, como en Cuba y Venezuela, y otra ensayar un gobierno democrático, en donde el sistema les ha impedido gobernar sin límites legales y con un relativo respeto a la Constitución, y a una Fuerza Armada institucional, que de forma directa o indirecta se encuentra velando por el respeto a los estatutos de la convivencia civilizada. Menuda responsabilidad la que recae sobre el Tribunal Supremo Electoral como encargado de la limpieza y orden la justa electoral del 2019, que definirá el futuro libre o esclavizado de nuestro querido El Salvador.

Compruebe también

La destrucción del hombre

Por Luis Enrique Contreras Reyes. Año 2016 siglo XXI, la raza humana ha recorrido mucho el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *