Inicio / Hoy / Internacionales / Traficaban cocaína para financiar su sueño de estrellas en Instagram

Traficaban cocaína para financiar su sueño de estrellas en Instagram

En los tiempos actuales pareciera regir un mandato implícito que dice que todo aquella experiencia de vida deberá ser ratificada a través de una publicación en las redes sociales. De lo contrario, se dudará de su existencia o lo vivido carecerá de sentido. Un caso extremo de esa máxima tácita es el de Melina Roberge. Una joven canadiense de 24 años, quien tras ser condenada a 8 años de prisión por intentar contrabandear a Sidney 16 millones de dólares en cocaína en un crucero de lujo, explicó que lo hizo por la oportunidad de tomarse selfies en lugares “exóticos y colocarlos en Instagram para recibir atención”.

Roberge, cuyo veredicto se conoció ayer, deberá cumplir 4 años y medio de prisión y luego será deportada a su país de origen. Por el delito cometido a bordo del Sea Princess, fueron condenados dos compatriotas más de la joven: Isabelle Lagacé, de 29 años, sentenciada en noviembre a 7 años y medio (6 meses menos) porque se declaró culpable en noviembre de 2017. Y también André Tamine, de 65, a quien se le encontraron 60 kilos de la misma droga y su condena se conocerá en octubre próximo.

Si bien al principio los tres imputados negaron cualquier participación en el hecho, luego se declararon culpables de contrabandear 95 kilogramos de cocaína en el equipaje que llevaban a bordo del Sea Princess. Un crucero de siete semanas que en junio de 2016 partió desde Gran Bretaña a Irlanda, luego pasó por Bermudas, Colombia, Panamá, Ecuador, Perú, Chile y terminó en Australia, donde finalmente los detuvieron el 9 de agosto en Sidney.

El destino legal de la joven de 24 años se decidió en la corte de Nueva Gales del Sur, Australia, cuya jueza criticó sus explicacions para justificar el delito. “Una imputación muy triste, que busca conseguir una existencia vacua en la que lo más importante es cuántos ‘me gusta’ consigues. Ella quería ser la envidia de otros. Dudo que lo sea ahora”, sentenció la magistrada Kate Traill.

Las jóvenes fueron registrando en Instagram cada uno de los momentos que vivieron en el viaje. Desde los tours, los paisajes, sus compras hasta un tatuaje que Roberge se hizo para “la suerte de los viajeros”. Todas imágenes iban a acompañadas de un pequeño texto, muchos de ellos con un tono que pretendía ser reflexivo. Melina, asimismo, reconoció que había pactado el cobro de 20.000 dólares australianos (unos 15700 dólares) a cambio de colaborar en el transporte de la cocaína.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos y la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá identificaron a los tres como pasajeros de alto riesgo entre los 1.800 a bordo del buque. La confiscación fue un récord para cocaína contrabandeada en equipaje en puertos o aeropuertos en Australia.

 

Información de AP

Compruebe también

Reportaje a la Corrupción en América Latina

Agencias.- Grandes escándalos que estallan en Argentina y Perú, mientras expresidentes centroamericanos se enfrentan a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *