Inicio / Economía / Crecimiento económico de EE UU se acelera al 2,3% el primer año de la presidencia Trump

Crecimiento económico de EE UU se acelera al 2,3% el primer año de la presidencia Trump

La economía de EE UU recuperó fuerza en el primer año de Donald Trump en la Casa Blanca. Este avance llega después de que Barack Obama abandonara la presidencia con el crecimiento más bajo en cinco años. En 2017, la actividad remontó un 2,3%, ocho décimas más que el año anterior.

La expansión progresó a una tasa anualizada del 2,6% en el cuarto trimestre, menos de lo esperado, y está por debajo del 3% que esperaba Trump. Ahora el presidente debe demostrar que los pilares de su agenda, como la recién adoptada reforma fiscal pueden sostener este avance y que su política proteccionista no es un lastre.

El dato anticipado para el estreno del republicano en la Casa Blanca está más en línea con la expansión de 2015, pero sigue por debajo del potencial histórico del 3,3% previo a la recesión, lo que llevó a la Reserva Federal a seguir una estrategia gradual de retirada de los estímulos.

El crecimiento de EE UU se acelera al 2,3% el primer año de la presidencia Trump

El dato del cuarto trimestre, sujeto a dos revisiones, se modera respecto al 3,2% del tercero y el 3,1% en el segundo. Pese a que el indicador está por debajo del consenso, se considera positivo que el consumo privado creció un 3,8%, frente al 2,2% del tercero. La inversión de las empresas lo hizo un 6,8%, desde un 4,7% tres meses antes. El déficit comercial hizo de lastre y restó 1,1 puntos al PIB, después de que las importaciones subieran un 13,9%, el mayor incremento desde 2010.

Es una buena base para 2018. El banco central de EE UU estima en su última proyección un crecimiento del 2,5% para el año en curso. La del FMI es dos décimas más optimista, de acuerdo con la actualización presentada el lunes en la reunión anual del Foro de Davos. La rebaja del impuesto de sociedades debería estimular la inversión empresarial y la actividad este año y el próximo.

Jamie Dimon, consejero delegado de JPMorgan Chase, cree que la economía puede llegar a crecer un 4% en algún momento en el ejercicio entrante. “Un régimen fiscal competitivo es bueno”, explica, “porque genera más capital, más empleo y más inversión”. Lloyd Blankfein apoya este análisis desde Goldman Sachs y admite que le “gusta realmente” lo que Trump hace por la economía.

EE UU se beneficia también del repunte de la actividad económica global, porque abre el apetito por sus productos. Pero las proyecciones por lo general están por debajo de un crecimiento del 3% que prometió el presidente; y coinciden en que este ritmo no aguantará mucho. Los miembros de la Reserva Federal (Fed) anticipan una vuelta al 2% en 2019 y 2020 debido a la baja productividad y a factores demográficos.

Los analistas de Moody’s y de Goldman Sachs creen sin embargo que se está subestimando la capacidad de la rebaja fiscal para generar capital que las empresas pueden utilizar ahora para invertir en sus negocios, elevar los salarios o incluso rebajar precios al consumidor. Anticipan que las pagas subirán un 3,5% en 2019 y que el paro se reducirá seis décimas, desde el 4,1 % actual. El crecimiento de EE UU se acelera al 2,3% el primer año de la presidencia Trump

Compruebe también

Hacienda recuerda a contribuyentes que dia 15 termina amnistía fiscal

El Ministerio de Hacienda, a través de la  Dirección General de Impuestos Internos y la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *