Medardo dice que Fiscal Meléndez hizo un “show” con la captura de Rodil Hernández

0
249

Medardo Gonzalez, máximo dirigente del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) , cuestionó al Fiscal General de la República, Douglas Meléndez, y lo acusó de hacer un “show” de la captura del exdirector de centros Penales, Rodil Hernández y la calificó como un mal mensaje para el gobierno.

Resulta “incómodo” para los funcionarios este tipo de acciones porque se sienten amenazados y de repente aparezcan en un show, dijo.

Medardo aprovechó una entrevista en canal 12 para asegurar que  en el FMLN siempre se mantuvieron al margen de la tregua entre las principales pandillas del país que apoyó el gobierno de Mauricio Funes. Sin embargo, el dirigente efemelenista estuvo de acuerdo con el fiscal al calificar la tregua como “una cochinada institucional”.

González aseguró en la entrevista Hechos que ellos se mantuvieron “un paso atrás” cuando el gobierno de Funes respaldó la tregua y abiertamente habló de ser un “facilitador” de la misma. “Nos mantuvimos al margen”, dijo González.

El fiscal General Douglas Meléndez dijo la semana pasada que “la tregua entre pandillas fue una cochinada institucional”, enfatizando  que las personas involucradas en ese proceso “no debieron hacer eso”, ya que a su juicio, fue contra la población; “permitió que dañaran a la población ya que las pandillas fueran potenciadas y se fortalecieron”, aseguró.

El Fiscal dijo que hubo zonas en las que la Policía Nacional Civil (PNC) actuaba protegiendo a las pandillas: “no hubo operativos, ni acciones concretas en contra de las pandillas en ciertos territorios y eso permitió que se expandieran, se armaran y compraran armas, se mutaran a comercializar drogas”, aseguró.

La Fiscalía inició juicio penal contra 21 personas por el caso tregua; ters de los seguirán en el juicio con medidas sustantivas a la detención. Entre los procesados figuran Rodil Hernández y Nelson Rauda, exdirectores de Centros Penales; Raúl Mijango, considerado el mediador entre los pandilleros y el gobierno, entre otros.

En ese proceso, han salido a la luz los múltiples beneficios que los cabecillas de pandillas obtuvieron de la gestión Funes. Uno de los más cuestionados ha sido el traslado de estos a un penal con menores medidas de seguridad, además de permitirles fiestas, acceso a internet, tenencia de teléfonos celulares, así como TV plasmas y servicio de cable.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here