Inicio / Mirador Político / Gerson Martínez celebra 47 años de fundación de las sangrientas FPL
La comandancia de la FPL, entre ellos Facundo Guardado, Salvador Sánchez Cerén, Cayetano Carpio, Roger Blandino Nerio, Lorena Peña y otros.

Gerson Martínez celebra 47 años de fundación de las sangrientas FPL

El ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez participó el jueves como disertante en una de las celebraciones de los correligionarios del FMLN en el aniversario 47 de la fundación de las Fuerzas populares de Liberación (FPL).

El primero de abril de 1970 bajo la conducción de Salvador Cayetano Carpio, de 52 años, presidente del sindicato de panificadores y exsecretario general del Partido Comunista Salvadoreño (PCS), se fundó lo que sería años después el grupo mas sangriento de entre los que se fusionaron para crear el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), las Fuerzas Populares de Liberación (FPL).

Carpio había renunciado al PCS en su ambición de sangre, pues renegaba del movimiento político y electoral, prefiriendo la violencia como único camino para obtener el poder.

Las FPL, el PCS, el ERP, la RN y el PRTC, conformaron, diez años después, el guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y se dirigió una guerra civil de liberación de más de diez años, con el resultado de unos 80 mil muertos.

Monseñor Romero y las FPL

Monseñor Oscar Arnulfo Romero, a diferencia de las historias y propaganda de la izquierda salvadoreña no era solo crítico de los abusos del Ejército durante los años de la guerra subversiva, sino que, también fue gran crítico de los crímenes y asesinatos que realizaba la guerrilla.

De acuerdo a un Diario privado del jesuita Ignacio Ellacuría, fechado el 17 de diciembre de 1979, “Monseñor Romero deploraba ayer en su homilía dominical las muertes infligidas por las FPL en circunstancias de todo punto inaceptables. Tras los sucesos de Nejapa, que parecerían sacados de una película del Oeste si no fueran tan trágicos, siguieron los siete asesinatos en el cantón La Esperanza de San Pedro Perulapán. Pero el repudio ético y religioso poca fuerza parecen hacer sobre las FPL.

Las FPL y la muerte de sus caudillos

Cayetano Carpio y Mélida Anaya Montes (enmascarada).

El 6 de febrero de 1983, la número dos de las FPL, la comandante Ana María (Mélida Anaya Montes), de 52 años, fue brutalmente asesinada con un picahielo por un comando dirigido por Rogelio Bazzaglia, quien en ese momento tenía 29 años, cuyo seudónimo era Marcelo, otro de los jefes guerrilleros de las FPL.

Cuando éste fue atrapado por la seguridad del Estado sandinista, confesó a Tomás Borge, entonces ministro del Interior de Nicaragua que había obedecido órdenes del comandante Marcial (Cayetano Carpio, de 63 años) quien se suicidó al ser descubierta la conspiración. Al actual presidente de la República de El Salvador y entonces comandante de las FPL, Salvador Sánchez Cerén, alias Leonel González, le plantearon que (los sandinistas) tenían declaraciones de Marcelo que lo comprometían (con el asesinato de Ana María). Le plantearon a Cayetano Carpio que mejor se fuera hacia Cuba porque podía ser capturado, él aceptó y pidió que le arreglaran el viaje pero esa misma noche se suicidó.

“Yo estaba durmiendo en su casa. Su esposa me llamó porque lo veía muy descompuesto. De repente se metió en un cuartito y entonces se oyeron los disparos”, cuenta Sánchez Cerén en sus escritos personales.

Por su parte, el comandante Shafik Handal, jefe del Partido Comunista, narró luego su versión, diciendo que la posición hegemonista de Marcial causó hasta muertes cuando estuvo en los frentes de guerra, impuso choques armados con otras fuerzas (del mismo FMLN).

La comandante Ana María, su amante, era exponente de un pensamiento unitario en las FPL por eso llegó a considerarla enemiga y traidora y así lo dijo en un debate interno.

Schafik recordaba cómo conoció a Marcial en las décadas de los 50 y 60. “Durante mucho tiempo fui como su brazo derecho. Estoy seguro que su pensamiento a la hora de suicidarse era matarse para vivir, las cartas que dejó lo reflejan”.

Shafick Handal aseguraba que Marcial tenía un plan mucho más ambicioso, también iba a suprimir a una serie de dirigentes del FMLN y de su propia organización. Eso se descubrió en los seguimientos de inteligencia del grupo que hizo el atentado contra la comandante Ana María. Marcelo y el grupo de asesinos salió libre y se quedaron a vivir en Nicaragua.

Mayo Sibrián el brazo derecho de Salvador Sánchez Cerén

Según Geovani Galeas, a finales de 1991, ya casi al final de la guerra, la Comisión Política de las FPL ordenó el fusilamiento de uno de sus fundadores y máximos dirigentes hasta ese momento, el comandante Mayo Sibrián, jefe del frente guerrillero para central (San Vicente). Sibrián fue acusado de ordenar, sin pruebas, cientos de ejecuciones de combatientes sospechosos de “colaborar con el enemigo”.

Mayo Sibrian “El Carnicero de las FPL”, fue el brazo de Salvador Sánchez Cerén y estuvo, hasta su fusilamiento, involucrado con la masacre de al menos mil combatientes de las FPL.

Tras largas jornadas de atroces torturas mediante las cuales se obtenían “las confesiones”, esos combatientes fueron asesinados a garrotazos y pedradas, por cuanto en su condición de “traidores” no valían ni siquiera un tiro de gracia. Las FPL dieron por cerrado el caso con el fusilamiento del comandante Sibrián, y nada o muy poco se volvió a decir del asunto, por más que los testimonios hablan de un mínimo de quinientas ejecuciones, y no pocos llegan a señalar hasta más de mil.

Sibrián comenzó su saga de sangre en 1986, y hay antecedentes en 1981.

“El Carnicero de las FPL” fue degradado a guerrillero raso por sus “excesos” (o sea centenares de asesinados) en 1989, y en 1991 fue ejecutado. De manera muy conveniente, además: gracias a esa ejecución no apareció el caso en el informe de la Comisión de la Verdad. Hubiera bastado para que palidecieran los asesinatos de alcaldes del ERP, que es lo más grave de que se acusa al FMLN.

La muerte de Mayo Sibrián cubrió las órdenes y sanción de los asesinatos y purgas dentro de las FPL de su comandante, Leonel González, pseudónimo del actual presidente de El Salvador y jefe directo de Gerson Martínez, Salvador Sánchez Cerén.

Gerson Martínez se perfila con las FPL

Se observa al fondo a Marcos Rodriguez, secretario de Transparencia del gobierno de salvador Sánchez Cerén.

Gerson Martínez, actual ministro de Obras Públicas, que disertó durante la conmemoración de la secretaría de Memoria Histórica del FMLN ensalzando la memoria de Cayetano Marcial el jueves, dijo: “Creo que el mayor legado de “Marcial” es haber contribuido a formar obreros con una altísimo conciencia de clase, y en un segundo momento el gran mérito de haber formulado o concebido una estrategia integral político-militar de la guerra de todo el pueblo para derrotar a la dictadura y que para ello formó”.

Según Gerson Martínez, la estrategia con la que nació las FPL, la Guerra Popular Prolongada (GPP), “sigue vigente”.

Compruebe también

Nestor Castaneda, Douglas Meléndez, Raul Melara y Manuel Chacón entre favoritos para ser Fiscal General

Por Eduardo Vázquez Becker.- Dirigentes de los partidos ARENA y FMLN dijeron este lunes que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *