Inicio / Editoriales / Policía cierra “con broche de oro” año 2016
La Procuradora Raquel de Guevara informó que Paola López está libre.

Policía cierra “con broche de oro” año 2016

Por Eduardo Vázquez Bécker.-

Celo en el cumplimiento de la actividad policial, abuso contra particulares, arbitrariedad policial. Como quiera que se le quiera llamar, la Policía Nacional Civil ha realizado un procedimiento a todas luces reprochable, contra una indefensa joven que, con culpa o sin ella, se vio involucrada en un accidente de tránsito.

Nada, absolutamente nada, justifica la forma en que agentes de la Policía de Transito de la PNC la emprendieron contra la señorita en cuestión, casi una niña; la prepotencia policial ha conmocionado a todo mundo y más aún ha conmocionado el “comunicado” con el que la institución justifica el proceder de sus agentes. Lo peor del caso es que una de la imágenes difundidas por los medios de comunicación muestran a una mujer agente asegurando a la víctima con anillos (esposas) como si se tratara de un delincuente.

Este es uno de los casos emblemáticos que la policía tendrá que dedicar tiempo si desea quitar ese sabor agrio del poder mal administrado, pues una persona decente, como a todas lucen se nota que lo es la joven ultrajada, no puede ser tratada de esa manera.

La sociedad salvadoreña se encuentra indignada pues hechos como el ocurrido no pueden repetirse ni mucho menos justificar. Lo más grave del caso es que los vídeos que particulares hicieron del incidente, muestran a la joven, ya liberada, con pequeñas lesiones en el rostro que no presentaba a la hora del accidente. Esto, definitivamente, tendrá que explicarlo Howard Cotto, que tiene a su cargo la función policial del gobierno.

Someter a una persona y conducirla a la cárcel solo por no portar la licencia de conducir es una violación clara de sus derechos civiles y humanos, que confirman que El Salvador está señalado como uno de los países más violentas del mundo y que debe ser investigado de manera imparcial.

La Policía cometió un abuso y debe responder por ello. Si la sociedad ha reaccionado como lo ha hecho es porque el procedimiento no fue al adecuado. Su deber es proteger a la ciudadanía y no agredirla; si de eso se trata ahí están los pandilleros y los mareros que sí, además de ser nocivos a la sociedad, se enfrentan con  armas a la misma Policía.

Compruebe también

Editorial: !que me lo expliquen por favor!

Durante la ceremonia oficial del 15 de septiembre, conmemorando los 196 años de Independencia Centroamericana …

2 Comentarios

  1. Desafortunadamente hemos retrocedido mucho o mejor decir no hemos abanzado nada en nuestra estructura politica y social.
    Los maleantes hacen lo que quieren , los politicos siguen hablando paja y las autoridades reprenden y se anchan con personas que a pesar de violar la ley no son delincuentes.
    Porque no saben estos policias la diferencia.No les han explicado y ensenado que la diferencia es muy grande. Se debe sancionar al ciudadano que no cumple con la ley (y para eso estan los jueces tambien para imponer el castigo o sancion)pero no maltratar y humillar a un ciudadano por delitos menores.
    Por favor que alguien les ensene la diferencia entre un ladron o criminal y un ciudadano que viola la ley.

    • Respeto su punto de vista, pero quisiera que me explicara ¿que justifica que la señorita maneje sin licencia de conducir? ¿a quien se le debe de responsabilizar por los daños a otro vehículo o a personas?. Pensaría entonces que la persona responsable debería de ser el propietario del automóvil que manejaba la joven. La ley de transito establece claramente que para conducir se requiere de licencia, ninguna empresa de seguros le vendería seguro de carro a alguien sin licencia y mucho menos pagarían por los daños ocasionados. La impunidad en El Salvador abarca todos los niveles socio económicos, los poderosos económica, políticamente o por nepotismo ocasionan accidentes y todo mundo tranquilo, exceptuando las victimas. El informe policial parece haber sido redactado por Cantinflas y los reportes de los periódicos son igualmente infantiles, defender a la señorita por ser casi una niña es del todo ridículo, a un niño no se le debe permitir jugar con fósforos, carros o armas, en caso contrario serian sus padres los responsables por las consecuencias del juego de la niña. Somos un país en el que la irresponsabilidad es condonada por la mayoría de las personas, alegamos que no tenemos el dinero para responder por los daños que ocasionamos y cuando es argumento falla inventamos cualquier cosa para evadir la responsabilidad. Empezaremos a avanzar, cuando nos convirtamos en responsables de nuestros actos, mientras tanto que siga la fiesta, políticos mañosos que no responden a nadie, policías corruptos y parciales, conductores que no pueden o no quieren responder por sus infracciones. Ese es el país en el que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *