Detectan parvadas de aves en el ojo del huracán Matthew

0
110

Los huracanes son tormentas poderosísimas, muestras de la fuerza colosal de la naturaleza y de sus capacidades destructivas. Pero junto a su furia y el temor que infunden, los huracanes tienen aspectos que, podría decirse, parecen surrealistas o cargados de un singular dramatismo totalmente apartado de las vicisitudes de los seres humanos.

En el ojo de los huracanes, esos lugares de extraño remanso en el centro de la fragorosa tormenta, con frecuencia se encuentran, con una mezcla de esperanza y desolación, grandes cantidades de aves. A veces parvadas tan extensas y densas que son visibles en los radares con los que meteorólogos y el público siguen con angustia y fascinación el avance de los ciclones.

101016-huracan

Eso estaría sucediendo ahora mismo, en el ojo del huracán Matthew que ha golpeado rudamente el Caribe y la costa de Florida y avanza hacia las de Georgia y Carolina del Sur. Como comenta el portal Mashable, imágenes de radas mostrarían que en el ojo de Matthew hay grandes concentraciones de aves atrapadas, o quizá refugiadas, pues se afirma que en cierto modo están allí porque es un lugar de remanso en medio de una amplia zona de severa y letal tormenta.

Expertos citados por ese portal y por otros medios, como The Washington Post, explican que las aves no necesariamente llegan al ojo del huracán de modo organizado o por instinto sino porque quedan presa del movimiento espiral de los vientos de la tormenta y llegan al ojo, donde al parecer permanecen para evitar la furia del exterior. Incluso se quedan allí por días, dentro de ese espacio de calma, y siguen al huracán en su camino hasta que éste toca tierra o se disipa y entonces las aves pueden emprender libremente el vuelo.

Por lo general, la presencia de aves en el ojo del huracán se detecta, o infiere, en las imágenes de radar de la tormenta, pues las masas de pájaros contrastan de modo diferente que su entorno, compuesto de vientos, nubes de tormenta y agua.

Pero existen testimonios de personas que lo habrían visto con sus propios ojos, por ejemplo pilotos de los aviones conocidos como The Hurricane Hunters (http://www.hurricanehunters.com/), que justamente hacen vuelos dentro de tormentas tropicales y ciclones para realizar mediciones y observaciones cruciales para identificar la magnitud y posible trayectoria de los huracanes. Una cadena de comentarios de usuarios en Yahoo! Answers habla al respecto.

Los entusiastas de la observación de aves, al parecer, son también testigos indirectos de ese fenómeno pues es frecuente que, tras el paso de un huracán, tengan la oportunidad de ver pájaros que no son originarios ni comunes de esos lugares, que fueron arrancados de su hábitat cuando para escapar de los vientos del ciclón se refugiaron en su ojo, en el que permanecieron, como siguiendo su vertiginosa mirada, hasta zonas lejanas de su hábitat.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here