Inicio / Curiosidades / Muere gato más longevo del mundo

Muere gato más longevo del mundo

Era un siamés de 30 años que vivía en Texas. Había entrado al Guinness como el animal de su especie más viejo sobre la tierra.

El 26 de marzo Scooter, un gato siamés de la ciudad de Mansfield, en Texas, Estados Unidos, cumplió 30 años. Se convirtió en ese momento en el felino vivo más viejo del mundo. Al menos, en lo que concierne al Récord Guinness, que lo coronó apenas se enteró de la noticia. Pero la alegría no duró mucho: cuando el título llegó a su casa, la dueña anunció que el animal ya había muerto.

Scooter vivió el doble del tiempo promedio de vida de un siamés, que ronda los 15 años, y en ocasiones se extiende hasta cerca de los 20. Compartía casa con su dueña, Gail Floyd. Ella contó que la clave de la longevidad del felino estaba en su constante actividad: se levantaba a las seis de la mañana y desde entonces no paraba de dar vueltas por toda la vivienda. Juntos, visitaron 45 de los 50 estados de EE.UU.

Pero en la vida de Scooter no todo fue fácil. Nació en 1986. A las cuatro semanas perdió a su mamá y en octubre de 2014 se quebró una pierna, lo que lo obligó a someterse a dolorosos tratamientos.

Finalmente, el 8 de abril, a pocos días de haber cumplido los 30, falleció. Antes, incluso, de que su dueña conociera la noticia de que había logrado entrar a los Récord Guinness. Scooter vivió “unos 136 años humanos”, según indicó Tricia Latimer, una veterinaria de su ciudad natal. Desbancó por unos días a Corduroy, de 26 años, de Oregon; que ahora, tras su muerte, volvió a ser el gato vivo más longevo del mundo según los Guinness.

Compruebe también

Leer para creer: Encuentran mujer desaparecida en vientre de serpiente

Una mujer de Indonesia que había sido reportada como desaparecida, fue encontrada en el vientre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *