Inicio / Opinión / Caso CEL-ENEL ¿Gobierno o desgobierno?

Caso CEL-ENEL ¿Gobierno o desgobierno?

Por: Dr. René Hernández Valiente*

Arreglo transaccional de $280 millones.

Para saber si fue caro, barato o justo repasemos:

Se crea GESAL para explotar energía geotérmica en Ahuachapán. Se inicia una inversión exploratoria MULTIMILLONARIA riesgosa, con fondos CEL.

La rentabilidad se hace esperar mucho tiempo, porque la inversión  fue alta; y además bajo un sistema inmanejable desde el Estado: prueba y error.

Dado el potencial geotérmico de El Salvador se aprovecha el interés de empresas con experiencia y suficiente respaldo patrimonial para invertir (perforar) corriendo el riesgo que El Estado de El Salvador no puede asumir de explorar y no encontrar nada o insuficiente fuerza energética.

Se negocia con ENEL (asocio público privado italiano, quien asume la responsabilidad del riesgo a cambio de papeles, no dinero, por el monto de su inversión, que se  volverían eventualmente acciones en la LaGEO, S.A. DE C.V.

Hasta aquí el GOES no HA INVERTIDO ni un centavo en Geotermia nueva. LO HACE ENEL. En donde está la factibilidad de producir energía?:en el subsuelo patrio.  No  puede ser en otro lugar. A este momento no hay alharaca funesta de proteger el subsuelo por ser patrimonio nacional en riesgo (Funes desde la Presidencia).

Cuando invertida la tecnología (equipo, ciencia, experiencia y capacidad económica) se trabajan y explotan pozos hoy rentables gracias a ENEL, se da cuenta el Gobierno que el subsuelo está desprotegido, que los papeles le darán mayoría en LaGeo a ENEL, después de superada la fase riesgosa que en 100% asumió ENEL.

Surge un gallo chinguero que desde la Presidencia dice: NO TE PAGO.

Consecuencia 1ra:

Internacionalmente perdimos prestigio y credibilidad. Demostramos que no respetamos contratos internacionales, ni respetamos tribunales arbitrales, ni aceptamos sus sentencias, en procesos previamente aceptados.

Consecuencia 2da:

Perdimos el socio estratégico que puede ser de los mayores y más experimentados en el mundo, a quién no le habríamos tenido que pagar, sólo compensar con papeles (acciones).

Consecuencia 3ra:

Estamos forzados a invertir y mantener la producción energética termal, sin saber costos, en un 100%

Consecuencia 4ta:

Estamos pagando $280 millones además COMO PERDEDORES, más lo que hemos pagado a Abogados (sin transparencia alguna).

Consecuencia 5ta:

Se estima que el socio es irreponible.

Entonces, ¿Por qué estamos pagando 280 millones los salvadoreños, especialmente la clase trabajadora desde los ahorros previsionales?

¿Gobierno o desgobierno?

*Abogado y Notario de la República de El Salvador. Fungió como Primer Magistrado  de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de 1994 a 2001; Ministro de Justicia de 1990 a 1994 y Ministro de Educación de 1989 a 1990.

Compruebe también

La reelección del Fiscal se ha puesto cuesta arriba

Por Eduardo Vázquez Bécker./DL.-  Definitivamente, la reelección del Fiscal Douglas Meléndez se ha puesto “cuesta …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *